Depilación Eléctrica

Es una técnica para la eliminación del vello.

Está basada en la introducción de una aguja muy fina bajo la piel, con el fin de llegar a los folículos pilosos, a los cuales les dará un golpe de corriente en un nivel moderado para eliminarlo pero sin causar daños.

Se realiza individual, es decir, cada vello debera tratarse o quemarse por separado. Este método es muy efectivo.

A diferencia de la depilación láser, esta técnica elimina vello blanco o sin melanina (blancos y pelirrojos).

La producción de corriente eléctrica que se le da al folículo piloso ayudará a que su producción pare, y de esta forma, lograr una piel más lisa, suave y atractiva a la vista.

Puedes someterse a esta depilación eléctrica en axilas, labio superior, patillas (facial), mentón, entrecejo e íngles.