Pedicura

La opción perfecta si se busca tener unas uñas de los pies que aguanten más que con un esmalte convencional y que destaquen por un brillo excepcional.

Qué es la pedicura semipermanente

Básicamente con la pedicura semipermante se consigue que las uñas de los pies  no se vean desgastadas. Se trata de un tipo de pedicura que consigue que dure el esmalte de forma intacta aproximadamente dos semanas y con la que te podrás despreocupar de la apariencia de los pies. Piensa que se trata de una zona muy perjudicada por el roce y que de esta forma podrás aguantar más tiempo sin tener que repasar el esmalte.

Actualmente existen muchas opciones a la hora de buscar una pedicura semipermanente, cada vez existen más marcas que ofrecen diferentes colores: desde clásicos hasta contemporáneos. Lo que hace que se trate de una opción de pedicura en tendencia.

Beneficios de la pedicura semipermanente

– Mejora la apariencia de las pies.

– Dura más tiempo que cualquier esmalte convencional.

– No se apoca después de unos días.

– Mayor brillo.

– No tiene una duración muy prolongada.

– Se pueden utilizar diferentes tipos de marcas.

– Se pueden hacer formas y combinar colores diferentes.

Cuál es el procedimiento

La pedicura semipermanente funciona parecido a cualquier tratamiento uñas. Lo primero que se realiza es retirar el esmalte de uñas antiguo, en el caso de tener, y acto seguido se empezará a moldear y a pulir las uñas con una lima. Además de tratar las cutículas.

Una vez conseguida la forma adecuada, se aplicará una capa de esmalte sobre las uñas, seguida de dos capas de  gel. La última capa de una top coat para darle un toque final.

Una vez aplicadas todas las capas de esmalte se procederá a dejar las uñas de los pies bajo luces de rayos UV. De esta forma, no se necesita tiempo de secado.

Se recomienda volver a pasar por este proceso después de dos semanas ya que las cutículas vuelven a crecer. Destacar que el esmalte durante ese tiempo no se verá dañado y permanecerá intacto.