Nuestro centro

Cuando se persiguen los sueños, se hacen realidad.

Esto le sucedió a Nieves, que inició su sueño de ser esteticista, arriesgándose a un futuro incierto abriendo su propio salón de belleza en el año 2000.

Gracias a su lucha y constancia, a día de hoy, su sueño es una completa realidad.