Horario

L - V: 9:00 - 21:00
(Horario ininterrumpido)

Lifting de pestañas

Permanente de pestañas, mejorada

La diferencia con los sistemas anteriores es que los pelos se enroscan en rulitos (como los de la cabeza) y, la mayoría de las veces la curva queda tan acentuada que las pestañas se ven más cortas (y se ‘chocan’ con el párpado cuando éste estaba muy caído…).

¿Qué vas a conseguir?

Con este “lifting”, las pestañas se alargan desde la raíz. Esto es posible gracias a unas almohadillas de silicona que se ajustan al párpado, y en lugar de ‘doblar el pelo’, lo estira y eleva hacía la punta, creando el efecto de mayor longitud y espesor (se llega a todos los pelos incluso a los más cortitos).

Sobre la almohadilla se aplican dos geles diferentes: uno que consigue el efecto de alargamiento desde la base del párpado, y otro que las ahueca, consiguiendo así más volumen.

Además, para quien lo quiera, se incluye el tinte.

Las pestañas se levantan – solemos tenerlas naturalmente ‘rectas’-, y se ven más densas y oscuras.

Se realiza en 45 minutos y se mantiene, según la calidad de las pestañas naturales, de 5-8 semanas se puede repetir en cualquier momento, porque no es muy agresivo. Pero como no deja de ser un tratamiento químico, recomiendan usar un suero y/o un acondicionador, por la mañana y por la noche.
La diferencia entre permanente de pestañas y el lifting de pestañas es que el lifting deja las pestañas efecto abanico.

Se puede agregar al tratamiento, laminado y botox de pestañas.

El beneficio del botox en las pestañas: es que ayuda a la recuperación de tus pestañas naturales desde el interior, de esta manera fortalecen los folículos, reconstruyen y espesan las fibras capilares dañadas con ingredientes activos concentrados, rejuvenece, hidrata…

Y el laminado: recubre de una película trasparente el pelo de la pestaña dejándolo mas brillante y protegido 

Ir arriba